Muy pronto seré invencible

Un día en mi tienda habitual de cómics ví la portada de este libro que desconocía por completo. La portada, reproducida aquí, me llamó poderosamente la atención. Leí la reseña trasera y quedé cautivado:

Esta mañana en el planeta Tierra hay mil seiscientas ochenta y seis personas superpoderosas. De ellas, ciento veintiséis son civiles que llevan una vida normal. Treinta y ocho están recluidos en bases científicas financiadas por el Departamento de Defensa, o equivalentes extranjeros. Doscientos veintiséis son seres acuáticos, confinados en los océanos. Veintinueve son inmóviles: árboles poderosos, la Esfinge y la pirámide de Ramses II. Veinticinco son microscópicos. Tres son perros; cuatro son gatos; uno es un pájaro. Seis están hechos de gases. Uno es un efecto eléctrico móvil, más parecido a una tormenta que a una persona. Setenta y siete son alienígenas.

Treinta y ocho están desaparecidas. Cuarenta y una están fuera del continuo, emigrantes a realidades alternativas y bifurcaciones temporales. Seiscientas setenta y ocho usan sus poderes para luchar contra el crimen, mientras cuatrocientas cuarenta y una usan sus poderes para cometerlos. Cuarenta y cuatro están actualmente confinadas en prisiones especiales para criminales superpoderosos. De éstos, es interesante destacar que una proporción considerable tiene un coeficiente intelectual superior o igual a 300. Dieciocho, para ser exactos. Incluido yo.


Muy pronto seré invencible está escrito por Austin Grossman y es una estupendísima novela de superhéroes de capa y antifaz contra villanos con deseos de dominación mundial. Es la historia del villano Doctor Imposible, su infancia, el origen de sus poderes, su némesis, sus planes, sus batallas... Y la historia paralela de Fatale, una ciborg reclutada por un grupo de superhéroes llamados los Nuevos Campeones, con una auténtica historia detrás de ellos, con miembros variopintos y todos ellos llenos de tópicazos pero con una inmensa personalidad. La historia confluye al final en una última batalla entre el villano y el supergrupo llena de sorpresas.

Pero ¿qué hace a esta novela tan interesante? Pues desde los soliloquios del villano, sus barrenadas, a las distintas historias de los personajes, el cómo consiguen sus poderes, cómo funciona el supergrupo, los bares donde se reúnen los villanos... todo ello contado de forma sencilla y sin que parezca estar leyendo un tebeo sino más bien un homenaje al mundo de los superhéroes, que sin llegar a ser un Watchmen, sí que resume magistralmente la esencia de esos personajes imaginarios que tanto nos gustan.

Absolutamente recomendable. Os animo encarecidamente a leerlo, estoy convencido de que os gustará.

  1. Comment by Pater on 12 de enero de 2009, 11:25  

    gracias a ti me hago cada vez más pobre XD

  2. Comment by Dani Serrano on 12 de enero de 2009, 12:49  

    nonono éso es culpa de la crisis :P

  3. Comment by Yota on 12 de enero de 2009, 15:25  

    Yo lo tengo en la lista de la compra, a ver si este mes...

  4. Comment by The Korinthian on 12 de enero de 2009, 16:27  

    Otro para la lista!!

  5. Comment by Conner Kent on 12 de enero de 2009, 16:32  

    ahhh llevaba semanas esperando a ver que tal te había parecido jejeje, así que me la pillaré, cuando pueda, pero me la pillaré ;)

  6. Comment by nabysa on 23 de enero de 2009, 17:59  

    El inicio es lo mejor. La historia de Imposible es el eje de la novela. La narración de Fatale resulta aburrida y no empatiza con el lector, al menos conmigo no. La desmitificación del universo de fantasía es muy buena, pero basa todo el libro en ello. Demasiados personajes con orígenes traumáticos y todos con el mismo perfil, que pena porque Lobo Negro hubiera sido un filón.

    Recomendable por el enorme respeto que el autor hace que destile cada página al mundo de fantasía heróica. Pero a la postre resulta tediosa y no termina nunca de arrancar.

    Y previsible.